jueves, 9 de febrero de 2012

SAN COSME Y SAN DAMIÁN.

En otros tiempos fui más joven que estos días. Demasiado lejos quedan aquellos años de colegio, amigos y secretos fantásticos, que ahora me hacen sonreir, por descontado no sin cierta nostalgia. Recuerdo las mañanas de invierno junto a mi hermano, desayunando en la cocina Colacao y galletas Chiquilín, la radio puesta, y ese ambiente de sueño y legañas que se me antoja en blanco y negro, para luego abrigarse a conciencia ya que, entonces, no había olas de frío como estas tontadas que están ahora de moda, hace años había, simplemente, invierno, y salíamos a la calle con pasamontañas, bufanda,...y un pantalón corto que te dejaba las piernas como si fueran de jamón de york... ¿No te da la impresión de que nos hemos ido de olla cuando la gran noticia es que hace frío en Febrero?



Haciendo caso omiso a todas las alarmas, alertas de todos los colores, incluso al termómetro de la terraza, el domingo pasado nos echamos al monte como si fuéramos bandoleros. Y fué un acierto porque el día fué estupendo. Buena caminata, buena nevada, buen almuerzo, buenos paisajes, buenas sensaciones, buena compañía, buen vino. Tras pasar la mañana (click) recorriendo la Sierra de Guara desde Calcón, atravesando bosques preciosos, llegamos a la Ermita de San Cosme y San Damián, lugar mágico bajo una impresionante peña y que, afortunadamente, se encuentra en muy avanzado proceso de restauración, más llamativo si cabe pues el destartalado recuerdo que mantenía en mi memoria, y en mi archivo fotográfico, era el de hace unos años cuando acompañamos a Espe a la romería que los pueblos del Abadiado celebran en Mayo.
A la derecha la Ermita y el hospital. A la izquierda la casa del santero.
Apunte de foto, Acuarelas Schminke y Pitt de FaberCastell sobre Arches.

3 comentarios:

clara dijo...

Qué bien ilustras esa maravillosa tierra oscense. A ver cuando nos la pintamos en una cuadernada.

Unknown dijo...

Cuan cierto todo lo que dices del invierno, Juan. Otra cosa es que esos días duros del invierno, que siempre lo han sido, apetezca pintar al aire libre.
Estos días estoy en Córdoba, paseando por la ciudad con temperaturas frías por la mañana, pero aprovecho esos rincones que siempre hay, para ponerme un rato al sol y tomar apuntes más o menos rápidos.

Por cierto, me gusta mucho tu dibujo - acuarela de San Cosme y san Damián.
saludos

ManuelLorés dijo...

Clara: Hace demasiado tiempo también que decimos eso de quedar y nunca quedamos, de esta primavera no pasa.

Mikel: Gracias por tu tiempo. Es un lujo diario pasear por Córdoba, aunque sea con frío. Un saludo desde Huesca!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...