viernes, 3 de septiembre de 2010

LA SARRA

La Sarra, pequeño pantano encima de Sallent que debe su nombre a una antigua serrería, anegada por las aguas al construir la central eléctrica que aprovecha el salto de agua desde Respomuso.
Tengo la sensación de haberme pasado aquí media vida.
Como no tengo ganas de enrrollarme con los recuerdos, algunos muy agradables y otros bastantes tristes, que me evoca este lugar.
Como por fin es viernes de esta horríbilis semana de reenganche con un creciente síndrome postvacacional que intento superar todos los años comprándome un jamón ibérico y que, por cierto, esta dabuten.
Como son ya las doce, estos pabos tienen la peli empezada, y aunque me gusta (Scholl of Rock), la estan viendo en inglés y, a mi, que soy de la EGB con franchute, como si la ven en esperanto o en finlandés.
Como hoy casi no he tenido tiempo de echar una cabezadita tras la comida, y eso que tenía hecho de ayer el bonito con tomate.
Y como me he pegado la tarde con una acuarela para la exposición, de esas de barcos que tanto me estresan entre mástiles, cuerdetas, ventanetas, etc, etc.
Resumo:

Tarde del 23 de agosto; Puente de las fajas en la cola del Pantano de la Sarra.
Esperando al intrépido Dr. Camps, mi ginecólogo, que vuelve de hacer montaña con Charly, William y George.
Les esperamos con la merienda: Jamón, Cava y, como novedad este verano, unas tapas de Ferdinand. ¿Cómo no se compraría antes ese libro de Tapas tan extraordinario?
Moleskine, W&N y una especie de pincel con carga por detras de tinta china con marca japonesa o de por ahí, y que cuesta un webe, pero lo vale.
Mañana más.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...