sábado, 19 de abril de 2014

SIGO SIN SABER PONER TÍTULO A ESTAS COSAS.

Tenía decidido retomar mis labores blogueras después de la Semana Santa, sabes de hace años que estos días son de trabajo para mi y llego por la noche sin pilas, como para ponerme ante el ordenador y opto, como dicen los ancianos del lugar, por irme a dormir con las gallinas.
Pero mira por donde que la vida decide el pasado lunes, sin avisar, darte un jetazo de esos que te dejan con un tembleque y un vacío y una pena de esas que te notas dentro, que te molesta y te incomoda y te retuerce hasta hacerte daño de verdad. Y es que se me ha ido, así por las buenas y sin pedir permiso, mi Tío Aurelio.
Me consta que las banderas en Sourmenia ondean a media asta.

 
Dicen que cuando mueres pasa tu vida ante ti como una peli, que no se qué de un túnel, que si una luz,...pamplinas, habladurías sin pies ni cabeza. Cuando pierdes a un ser querido lo que pasa, ante tí, irremediablemente, son los capítulos de tu historia que habéis compartido, esos momentos irrepetibles que te esbozan una sonrisa y que hacen que busques consuelo en el tan manido "que nos quiten lo bailao": Las navidades en Chepi con mi primo Javier, las acampadas en Planduviar bajo las tronadas del verano, las pescatas -jodíos a frío- con todo el paisaje nevado, lo que he llegado a vomitar en su Simca1000 porque conducía como un demonio, los veranos en Sallent subiendo a La Sarra en donde ponía música en un tocadiscos de pilas antes de la hora del mosquito, lo recuerdo en el Corral de las Mulas, en Llanocheto, en Casa Pepín,...aquellas viejas canciones que cantaba poniendo voz antigua, que si el sultan con su pipa, que si ayer tarde en la función, que si un rayito de luna,...pero sobre todo sus irrefrenables ganas de vivir, de ver, de aprender, de hacer.
Descanse en Paz.
Estoy jodido, me estoy quedando sin asesores, no sé qué voy a hacer.
La acuarela ya la has visto, sólo la he recuperado para este post.

lunes, 24 de marzo de 2014

BIESCAS.

Subo hoy este dibu de septiembre del año pasado.
Tarde de domingo en Biescas; calorazo en Huesca; qué gradable es encontrarte, sin esperarlo, con una tarde de asueto como de propina. Sentarte a la sombra con una cerveza y dedicarte a dibujar, sin prisa, lo que tienes delante.


 Pitt de FaberCastell y Winson&Newton sobre Moleskine.

miércoles, 19 de marzo de 2014

CERRO DE SAN JORGE DESDE EL HOSPITAL SAN JORGE.

Creo que los relojes se paran al entrar en un hospital; el tiempo languidece, sin prisa, y el caer de la tarde parece a cámara lenta, y se eternizan esos colores anaranjados y rojos, y las sombras, estiradas, se resisten a esconderlo todo.


Quedarán grabados en mi memoria ese ruido impersonal de los pasillos, ese aire con olor a cerrado, a farmacia, esas interminables tardes de clínica de las que hoy te subo este apunte del Cerro de San Jorge.
Hay páginas de la vida como losas, no hay forma de pasarlas.
Supongo que será cuestión de tiempo.
Pitt de FaberCastell y Winson&Newton sobre Moleskine.

HUESCA: PLAZA DE LA UNIVERSIDAD, BIS.

Antes de meterme con otras cosas ahí te va el apunte ante-anterior acuarelado.

miércoles, 12 de marzo de 2014

CONCIERTO DE “OLGA Y LOS MINISTRILES”.

Como suelen decir mis hijos: gozando.
Estuve hace unos días en la presentación en Huesca del último disco de “Olga Y Los Ministriles”, folk del bueno, de ese que marida, como los buenos vinos, tradición y vanguardia, con un bagaje y una calidad de lo mejorcito que recorre este lado del misisipi. No os los perdáis si tenéis ocasión; disfrute a tope.
Y no le quitéis el ojo a Salvador, el de la flauta, la gaita, la… es como aquel de MaryPoppins que era un “hombre-orquesta-andante” y tocaba hasta con…¡la nariz!... mira que tienes malos pensamientos…


Dibujé en mi cuaderno como pude y la acuarela en casa, que uno hace lo que puede pero milagros no…

sábado, 8 de marzo de 2014

HUESCA: PLAZA DE LA UNIVERSIDAD.

Ayer por la tarde era un pecado estar encerrado; tras semanas y semanas de trabajo, borrascas, papeles, y ciclogénesis explosivas, lo que en castellano antiguo se conocía hasta hace poco como el crudo invierno, el tiempo y la vida me dieron un pequeño respiro, una micro-dosis de macro-felicidad como hacía tiempo no recordaba.


Decidí mariposear por la Huesca Vieja en busca de cuatro fotos aprovechando el sol de tardes, que en según que rincones es el más rentable, dando con mi cuerpecito serrano en la Plaza de la Universidad, y una vez allí en uno de sus bancos donde al sol y abducido por las musas, abandoné pensamientos y preocupaciones, prisas y mierdas, y me dediqué a tomar este apunte, con el único límite horario de cuando me entrara el fresco, y dejando a mi espalda el antiguo Seminario, lugar de entrañables recuerdos estudiantiles en donde pasé una de las épocas más felices de mi vida de horrorescente… ya, ya sé que esto último, no es que te haya roto, es que habrá triturado, sin duda, esquemas y moldes dejándote una cara como de asombro, pero ya sabes que nada es lo que parece y lo que parece, en muchos casos, no lo es; me pasa lo mismo a mi contigo, que sé que me toreas cuando te apetece.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...