miércoles, 2 de noviembre de 2011

EL PUEYO DE JACA.

Ando liado estos días con una acuarela de las grandes, encargo de mis buenos amigos los Labarta para su casa en el Pueyo de Jaca. Por eso bajamos este verano desde Sallent en una fresquita mañana del final de las vacaciones para tomar unas fotos y unos apuntes. Después de varios bocetos en el estudio me he decidido por éste en el que incluyo dos detalles que tienen su importancia: Por un lado la acuarela representa Peña Telera, con su característica U al fondo, montaña emblemática que se ve desde el pueblo en todo su esplendor.

Por otro añado un primer plano potente para dar profundidad a la composición, primer plano, dicho sea de paso, que me trae unos recuerdos imborrables y que me llevan treinta años hacia atrás cuando en las heladoras tardes de invierno, después de esquiar sin descanso durante todo el día, bajábamos al Bar que ves en el apunte para tomar las famosas "Sopetas del Pueyo" que no eran sino melocotón con vino en la proporción de un vaso de vino dulce por cada dos o tres trocitos de melocotón... imagínate que nos sentábamos en las destartaladas sillas de la calle, para lo que teníamos que sacudir la nieve que las cubría, y terminábamos casi en mangas de camisa... teníamos veinte años y esa fogosidad dentro del cuerpo que hace que te comas el mundo y te quedes hasta con ganas de repetir.
El apunte, Pitt de FaberCastell y Schminke sobre el peor papel, Canson horríbilis de grano fino.
En recuerdo de mi prima Marina.
Marina: ¡Cómo hecho de menos tu sensatez!

1 comentario:

nómada dijo...

Hola, Manuel. Magnífica la acuarela de pirenaica. ¡ Qué profundidad y qué primer plano! todo genial.
Un abrazo.
Beni.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...